El Modelo de Valor Total (MVT) es una forma de entender y gestionar la complejidad de las organizaciones en un entorno cambiante y competitivo.

Este Modelo fue impulsado por SOLO Consultores y SUCCESS MIND ha contribuido en su desarrollo posterior a través del libro «Total Value Management» editado en 2020.

SUCCESS MIND entiende las organizaciones como un “organismo vivo”, en constante evolución, y no como una «máquina perfecta y previsible» y,  por ello, resulta imprescindible que tengan una alta capacidad de adaptación.

¿Qué persiguen las organizaciones?

No hay una respuesta única; veamos qué opciones nos ofrece MVT.

Algunas organizaciones persiguen beneficios, resultados y poder; su foco se encuentra en el valor económico y están dispuestas a todo con tal de mantener su posición destacada y su supervivencia.

Otras organizaciones apuestan por el valor relacional, es decir, por construir entornos de trabajo en el que el foco principal son las personas, su bienestar y las relaciones que entre ellas se establecen en base a la confianza mútua.

Esta es la tensión que durante mucho tiempo se ha planteado en las organizaciones: o nos orientamos a los resultados o nos orientamos a las personas.

Una visión más amplia permite generar más valor

La combinación del valor relacional y del valor económico nos ofrece una nueva oportunidad y diseñar «organizaciones totales» que conviven junto con otros 3 tipos de organizaciones, tal como se muestra en la siguiente ilustración.

Las organizaciones depredadoras se orientan sólo al valor económico y menosprecian el clima laboral o la estado emocional de los empleados; las organizaciones ineficientes se orientan al valor relacional y dejan en un segundo planola generación de resultados.

Las organizaciones moribundas se orientan muy poco a cualquierea de los dos ejes y generan espacios de tensión emocional acompañados de bajos resultados y, por último, las empresa totales son capaces de combinar los dos ejes y, por tanto, alcanzar altos resultados a la vez que cuidan de sus empleados.

La capacidad de adaptación nos da una ventaja ante entornos cambiantes

MVT nace en un entorno VUCA en el que la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad del entorno nos obliga a ser más ágiles y más adaptables porque la mirada del siglo XX ha quedado caduca: trabajamos de forma diferente, compramos de forma diferente, nos relacionamos de forma diferente… pero seguimos gestionando nuestras organizaciones como si nada hubiera cambiado.

Cuanto mayor sea nuestra capacidad de adaptación más rápidamente descubriremos nuevas tendencias o necesidades, más rápidamente adoptaremos nuevas tecnologías y desaprenderemos y, en definitiva, seremos más ágiles en un entorno incierto: la capacidad de adaptación tiene un poder multiplicador del valor de nuestra organización y nos acerca a la excelencia en el Valor Total.

El valor económico es necesario pero no suficiente a largo plazo

Y no lo es porque el entorno en el que operamos evoluciona y porque las organizaciones NO son máquinas que se reparan sino equipos de personas que actúan coordinadamente para alcanzar objetivos.

El enfoque de valor total prepara la organización para que convierta todo su potencial en rendimiento y, asñi, aumentar sus posibildades de sobrevivir cuando todo se desmorona a su alrededor, especialmente gracias a su capacidad de adaptación.